La FAD apuesta por sensibilizar y educar, frente a las sanciones, para poner fin al consumo de alcohol en menores

Poner fin al consumo de alcohol en menores, “un problema absolutamente desmedido con cifras enormemente alarmantes”, pasa por la educación y la sensibilización, “más allá de cualquier tipo de medida sancionadora y reglamento jurídico”, afirma con claridad el vicepresidente de la Fundación de Ayuda contra la  Drogadicción (FAD) , Ignacio Calderón. En una entrevista a Europa Press, lamenta que la parte sancionadora haya generado una “alarma desmedida, desproporcionada y poco real” frente a lo que dice el documento que, explica, realiza esta propuesta solo ante conductas de gravedad y de reincidencia; y que, aunque habla de sanciones que pueden tener un componente económico, también habla de alternativas a esas sanciones. En su opinión, la alarma que han generado las posibles sanciones se encuentra en el desconocimiento de dos cuestiones fundamentales: la primera es que, de adoptarse una sanción, el informe la establece exclusivamente frente a “conductas de gravedad y reincidencia importante”; y, por otro lado, que la Ley del menor es una herramienta que está ahí con independencia de la futura ley de consumo de alcohol en menores, y que “tiene que ver con elemento de responsabilidad institucional”, que se aplica ya en situaciones específicas que ponen en riesgo la salud del menor. En cualquier caso, considera que “las leyes tienen que tener un sentido común para que la población las acepten”, y, ante problemas como el consumo de alcohol en menores, “la implicación de la sociedad es clave”. Calderón confía en que, “cuando salga el proyecto, el Ministerio de Sanidad sabrá modular estas cuestiones para que sea una Ley más útil que provocadora”. Pero, advierte, “si la sociedad no se implica no hay ninguna posibilidad de acabar con el problema, porque las leyes nunca arreglan las cosas por sí mismas”. Optimista ante el próximo – y esperado desde hace años- desarrollo de la futura Ley, considera que “no hay que tener miedo”, aunque no puede obviar la dificultad de legislar un tema tan complicado. No obstante, a diferencia de otras leyes que quedaron en ‘papel mojado’, en esta ocasión observa un cambio fundamental, “se ha empezado el piso por la planta baja, partiendo del gran problema que existe con los menores”, y, además, se ha conseguido con un gran consenso entre todos los grupos parlamentario. Educación, base del cambio El desarrollo de la nueva legislación debe pensarse desde la perspectiva de que el objetivo es un “cambio cultural”, lo cual será un trabajo complejo que debe partir de la educación de padres, hijos y sociedad en general. Para Calderón, y la institución que representa, este punto es clave; más allá de cualquier tipo de medida sancionadora y reglamento jurídico, “la base se encuentra en la educación”. “Defendemos que hay que formar y ayudar a los padres a que cumplan su función”, conociendo el...

Leer más

El presupuesto destinado al Plan Nacional sobre Drogas se mantiene prácticamente estable con 14,8 millones

El principal reto de este año de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional de Drogas se encuentra impulsar la nueva Estrategia Nacional sobre Drogas, que intenta dar respuesta, con una visión integradora, a los diferentes problemas derivados del consumo y del tráfico de drogas, abordando las áreas de reducción de la demanda, control de la oferta y cooperación internacional. El Gobierno aumenta levemente el presupuesto destinado al Plan Nacional sobre Drogas , que contará con 14,868 millones euros, lo que supone un aumento de 1,01% (14,719 millones en 2017) con respecto al presupuesto de 2017, según consta en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado presentados este martes por el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, en el Congreso de los Diputados. El principal reto de este año de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional de Drogas se encuentra impulsar la nueva Estrategia Nacional sobre Drogas, que intenta dar respuesta, con una visión integradora, a los diferentes problemas derivados del consumo y del tráfico de drogas, abordando las áreas de reducción de la demanda, control de la oferta y cooperación internacional.  Concluida la vigencia de la Estrategia Nacional sobre Drogas 2009-2016 y la evaluación de la misma, el Consejo de Ministros, el pasado 9 de febrero de 2018, aprobó la Estrategia Nacional sobre Adicciones 2017-2024, y en la que se produce la adaptación de los cambios habidos en los últimos años en la exposición al riesgo de consumo, en la evolución de la oferta de drogas y en las modificaciones en las medidas de prevención, reducción de daños y tratamiento de las personas afectadas. En este contexto, señalan los presupuestos, “resulta prioritario incidir de una manera eficiente en la coordinación de políticas encaminadas a obtener el más alto grado de protección posible en el acceso de los adolescentes a las sustancias con potencial adictivo”. Así como, “retrasar la edad de inicio en el consumo de estas sustancias, independientemente de su carácter legal o ilegal y muy especialmente del alcohol, constituye uno de los objetivos principales del Departamento y alcanza con carácter transversal a diversos ámbitos del mismo”. Otro aspecto relevante lo constituirán las actuaciones encaminadas a lograr la máxima eficiencia en la disminución del consumo de alcohol por la población menor de edad, abordando este objetivo desde diversas perspectivas, tanto desde un punto de vista normativo promoviendo la promulgación de una ley que regule los aspectos necesarios para alcanzar dicho objetivo, como mediante campañas publicitarias y otras medidas de carácter preventivo que fomenten un cambio de las conductas sociales en el mismo sentido.   Asimismo, en 2018 será un objetivo prioritario el apoyo a medidas que desarrollen, desde los ámbitos preventivo y asistencial, programas relacionados con las ludopatías, singularmente en lo que se refiere al juego ‘on...

Leer más

Presentación de Estudio por ACP (Asociación Cívica para la Prevención) de Málaga sobre el consumo en menores

Un trabajo de campo con antecedente en el Proyecto denominado: “Proyecto Servicio Itinerante de Prevención”, qué fue presentado a la convocatoria anual de subvenciones del Excmo. Ayuntamiento de Málaga correspondiente al año 2017. Un proyecto que surge en la Agrupación de Prevención de Adicciones, conformada por el conjunto de entidades sociales de la ciudad que abordan el campo de las adicciones desde diferentes enfoques y/o acciones, tanto a nivel preventivo como de tratamiento. Y que en esta ocasión se le encomendó a la Asociación Cívica para la Prevención (ACP), la labor de actuar en representación del conjunto de las entidades. Dicho estudio, “Consumo de sustancias y uso de las nuevas tecnologías de la/os menores en Málaga”.  presentado en el día 14 del mes en curso en Málaga, y realizado durante el año 2017,  destaca conclusiones importantes a tener en cuenta, como que “ las drogas consumidas por un mayor porcentaje de menores en Málaga son las legales” (tabaco, alcohol, fumar en cachimba, bebidas energéticas, whats App, Instagram o Facebook). En el mismo se han diferenciado, sexos, edades y cursos de la ESO.                                                                                          ...

Leer más

La adicción a los ansiolíticos, una amenaza en alza entre los adolescentes

Noticia extraída del programa de Cadena Ser “La Ventana”  por Matilde Suárez y Alejandro Martínez. Madrid. 12/03/2018     En la que el  doctor y especialista en adicciones, Francisco Pascual, analiza el último estudio realizado por el Plan Nacional sobre Drogas. Uno de cada seis adolescentes calmó sus tensiones ante un examen o una ruptura tomando ansiolíticos en el último año. Es una de las conclusiones de un estudio realizado por el Plan Nacional sobre Drogas, que también afirma que las pastillas tranquilizantes superan, por primera vez, al alcohol o al tabaco como la primera droga que consumen los jóvenes. Para comentar este problema, a “La Ventana” se ha asomado este lunes el doctor Francisco Pascual, especialista en adicciones y Presidente de Socidrogalcohol.  “Esto es como la novela de Un mundo feliz, de Aldous Huxley, es decir, queremos una solución mágica para nuestros problemas y esa solución mágica no existe”, ha afirmado Pascual. En este sentido, el doctor ha añadido: “Si, además, utilizamos algún tipo de compuesto químico la solución es al contrario, nos va a generar un problema porque no nos enseña a resolver las cosas”. La adicción a este tipo de fármacos, la cuarta droga favorita de los 35.000 estudiantes encuestados, implica también importantes riesgos para la salud: “Estamos hablando de sustancias que son depresores del sistema nervioso central que pueden disminuir la memoria, la concentración, etc”. Pese a todo, Francisco Pascual es optimista: “Es el momento de revertir esta tendencia y de pensar que nuestros jóvenes tienen muchas oportunidades en la vida, siempre y cuando los adultos los dejemos avanzar, dejemos que tomen decisiones, dejemos que se equivoquen y que maduren como...

Leer más

La OMS ha incluido el “trastorno por videojuegos” en el CIE-11

Según art. publicado en Infocop en el 02/02/2018, la OMS decide incluir el trastorno por videojuegos en la Clasificación Internacional de Enfermedades: Fue a principios de 2017 cuando se supo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) valoraba incluir el trastorno por videojuegos como enfermedad mental. A pesar de las críticas recibidas por muchos expertos, en los primeros días de este año 2018, la OMS ha publicado en su página Web el borrador de la próxima edición de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11), en el que finalmente ha decidido incluir el “trastorno por videojuegos” (“Gaming disorder”), que se refiere al uso de juegos digitales o videojuegos, ya sea mediante conexión a Internet o sin ella. Dentro del epígrafe de “trastornos debidos a comportamientos adictivos”, la OMS ha incluido esta categoría diagnóstica que se caracteriza por un patrón de comportamiento de juego “continuo o recurrente” vinculado a tres condiciones negativas provocadas por el mal uso de los juegos digitales: 1) la falta de control de la conducta de juego en cuanto al inicio, frecuencia, intensidad, duración, finalización y contexto en que se juega; 2) el aumento de la prioridad que se otorga a los juegos frente a otros intereses vitales y actividades diarias; 3) el mantenimiento o escalada de la conducta a pesar de tener conciencia de las consecuencias negativas.   Según esta organización, aunque la mayoría de personas que juegan videojuegos no sufre ningún trastorno, se considera que se da un trastorno por videojuegos cuando el patrón de comportamiento es tan grave como para causar un deterioro significativo en las áreas de funcionamiento personal, familiar, social, educativo, ocupacional u otras áreas importantes. Este borrador afirma que la sintomatología debe darse al menos durante 12 meses para que se asigne el diagnóstico, aunque si se cumplen todos los requisitos y los síntomas son graves, puede acortarse la duración requerida. Aunque no cabe duda de que, en ocasiones, se dan comportamientos problemáticos en torno al juego, algunas voces dudan de que podamos hablar de un nuevo trastorno. Según argumentan algunos expertos, la base científica en la que se basa esta categoría diagnóstica es de baja calidad; no hay consenso en cuanto a la sintomatología y la definición se basa demasiado en el uso de sustancias y los criterios del juego. En un artículo sobre este tema, firmado por profesionales de todo el mundo, Scholars’ open debate paper on the World Health Organization, ICD-11 Gaming Disorder proposal, se considera que es prematuro hablar de un diagnóstico formal, y que su uso puede tener algunas consecuencias nocivas a nivel médico, científico, social, de salud pública y de los derechos humanos. Por ejemplo, afirman que se pueden dar muchos falsos positivos, o...

Leer más

Un estudio muestra que los cigarrillos electrónicos afectan el cerebro de manera similar a otras fuentes de nicotina

Según art.  publicado en el día 31 de enero de 2018 en NIH (National Istitute on Drug Abuse) destacan en un estudio de qué forma afecta el consumo de cigarrillos electrónicos y está aumentando en los adolescentes el consumo de tabaco en el futuro. Los cigarrillos electrónicos que contienen nicotina (e-cigs) producen cambios cerebrales similares a los causados ​​por otras fuentes de nicotina, como cigarrillos combustibles o pastillas de nicotina, según indica un estudio patrocinado por el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas. Los investigadores descubrieron que cuando nueve usuarios regulares de e-cigs volvieron a vapear los dispositivos después de 14 horas de abstinencia, exhibieron algunos de los mismos cambios en la función cerebral que se han relacionado con el alivio de los síntomas de la abstinencia en estudios con cigarrillos combustibles. Los cigarrillos electrónicos afectaron la actividad en la red de recompensa prefrontal.  Específicamente, varias regiones cerebrales mostraron un compromiso reducido con las redes neuronales que determinan la importancia y el valor de recompensa de las experiencias. Además, hubo un aumento en la asociación funcional entre la red de recompensa prefrontal y la red de control ejecutivo frontoparietal, por lo que el aumento de la actividad en uno se asoció con una disminución de la actividad en el otro. Los participantes del estudio informaron reducciones en el deseo de nicotina. Además, la inhabilidad de concentrarse debido a la abstinencia de nicotina se revirtió parcialmente cuando reanudaron el uso de e-cig. Los hallazgos del estudio sugieren que la nicotina en e-cigs es activa en el cerebro, similar a otras fuentes de nicotina.Se necesitan más estudios para comprender si los e-cigs pueden causar adicción de la misma manera que los cigarrillos combustibles. Algunos adolescentes que usan cigarrillos electrónicos y otros productos de tabaco que no son cigarrillos informan que fuman cigarrillos un año después, según una investigación reciente financiada por institutos dentro de los Institutos Nacionales de Salud y la Administración de Alimentos y Medicamentos. La investigación se basa en datos de los participantes del estudio nacionalmente representativo de evaluación de la población del tabaco y la salud (PATH) . Los investigadores estudiaron el inicio del tabaquismo entre más de 10.000 participantes en el estudio PATH.Cuando se entrevistó por primera vez entre los 12 y los 17 años, aproximadamente la mitad del grupo informó que había usado e-cigs, narguile, tabaco u otros productos de tabaco que no son cigarrillos, pero nunca cigarrillos; el resto dijo que siempre habían estado completamente libres de tabaco. Cuando se volvió a entrevistar un año después, el 4,6 por ciento del grupo informó que ya había fumado un cigarrillo. Ajustados para otros factores de riesgo de fumar, aquellos que inicialmente informaron haber usado un producto de tabaco sin cigarrillos tenían el doble de probabilidades...

Leer más